Patatas a la importancia

Por: Elcharles

 Aunque se trata de una receta sencilla, es de las que requiere tiempo y paciencia para hacerla. Por eso, es una receta ideal para pasar el confinamiento: ingredientes que todos tenemos en casa, sencilla y muy calórica, por aquello de no perder la costumbre de engordar mientras estemos aislados.

Presentación de patatas a la importancia
Ingredientes para dos personas
  • Dos patatas medianas
  • Un huevo
  • Harina
  • Sal
  • 1/2 Cebolla
  • Perejil picado
  • Caldo de carne o de verduras
  • Aceite
Elaboración:

Pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en rodajas no muy gruesas, para que se hagan antes. De aproximadamente medio dedo. Yo las he cortado con un cortador manual que te las deja todas del mismo grosor.

Salar las patatas y pasar por harina y huevo batido. A mi me gusta utilizar un bol para el huevo batido, mejor que un plato, ya que cubre mejor y más rápido la patata.

Pasarlas por una sartén con un buen chorro de aceite y a temperatura alta, pero no extrema. No es necesario que el aceite cubra toda la patata, ya que la idea de es que tueste el rebozado, pero no que se haga la patata completa, que terminaremos de hacer en una cazuela. Con aproximadamente medio minuto por cada lado basta.

Según vamos sacando las patatas las iremos poniendo en la cazuela donde luego se van a guisar.

Una vez que hemos frito todas las patatas rebozadas, vamos a hacer la salsa verde. El aceite que nos ha sobrado de las patatas no se puede reutilizar, ya que estará manchado del rebozado y probablemente quemado (si no lo ha absorbido todo la patata). Por ello, usaremos aceite nuevo en otra sartén o en la misma de las patatas una vez limpia.

Ponemos aceite a calentar y freímos la cebolla bien picadita, hasta que se poche, en torno a 5-7 minutos a fuego medio-bajo.  Una vez pochada, echamos una cucharada de postre colmada de harina y removemos sin dejar que la harina se queme, pero cocinándola un poco. Añadimos parte del caldo y seguimos removiendo hasta que ligue. Añadimos el perejil y el resto del caldo. Hay que tener en cuenta que luego se seguirán haciendo en cazuela, por lo que es mejor que la salsa quede un poco rala.

Echamos esta salsa sobre las patatas que hemos reservado en la cazuela y cocemos a fuego medio-bajo hasta que las patatas estén blanditas por dentro pero sin llegar a deshacerse. En torno a 1/2 hora aproximadamente estarán hechas, pero para saberlo exactamente hay que pincharlas o, mejor aún, probarlas (ojo que queman)

Servir y comer bien caliente.

Para esta receta hemos usado estos productos de La Alholva

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0