Recuperando variedades tradicionales de lechuga

Hace unas semanas me propuso Eduardo Perote, responsable de las jornadas de biodiversidad de Piñel de Abajo y excepcional investigador y divulgador agrícola, si me apetecía hacer algo referente a las antiguas variedades tradicionales de lechuga de nuestra zona. Se puso en contacto con el Centro de Investigación Tecnológica agraria de Aragón y ya nos han llegado 24 variedades tradicionales de lechuga de nuestra provincia. 24 son una barbaridad.

El banco de germoplasma de especies hortícolas, dependiente del gobierno de Aragón, funciona desde el año 1981 y se fundó con la idea de preservar esa variabilidad genética que tenían las variedades tradicionales, y que ahora con las nuevas variedades modernas y mejoradas disponemos de una base genética más restringida.

Nos han pedido desde el banco que les hagamos un pequeño estudio de campo de cada variedad en distintas tandas, así como un seguimiento fotográfico de las distintas variedades.

Hay lechugas negras, varias orejas de mulo, de verano, de invierno, blanquilla larga, amarilla..y de sitios como Tudela de Duero, Laguna, Peñafiel, Mayorga, San Román de Hornija o el propio Valladolid.

Me genera una tremenda ilusión este proyecto y ser capaz de poder conservar y catalogar lo que considero un autentico patrimonio de valor inmenso de mi provincia, pero a la vez siento una gran responsabilidad de saber y poder hacer bien este trabajo.

Menos mal que esta Eduardo en esto para poder aprender. Veremos si estoy a la altura..

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0